Aprender con todo el cuerpo

 

Aprender es una actividad de los sentidos y cada persona tiene sus preferencias. El conocimiento se asimila a través de los ojos, los oídos, a través de la piel, de forma que es posible afirmar que aprendemos con todo el cuerpo. Pensar, imaginar, reflexionar o examinar son actividades del cerebro y nos transportan al pasado o al futuro, mientras que prestar atención a los sentidos nos conecta irremediablemente con el presente y nos informan de lo que ocurre a nuestro alrededor en este preciso momento.

Lo importante es aprender y siempre seguir aprendiendo

Mi primera clase de Feldenkrais me sorprendió por muchas razones: una de ellas es que el profesor guiaba la clase pero no demostraba los movimientos, nos dejaba “investigar”, decía,  y eso me desconcertaba, no sabía si lo estaba haciendo bien; los movimientos son lentos, nada de estirar los músculos, ni llegar al límite o hacer repeticiones mecánicas. Muy diferente al tipo de ejercício habitual en un gimnasio. Al final de la clase nos explicó que el método es un sistema de aprendizaje, donde cada persona observa cómo realiza sus propios movimientos, aprende de sí misma y aumenta así la diversidad de movimientos disponibles.

Después nos contó que es así como aprendemos cuando somos niños. Nadie nos enseña a gatear, a ponernos de pie o a rodar en la cuna, ese aprendizaje lo hace el niño a través de sus propios experimentos y es una pena que ese aprendizaje, el kinestésico, no goce de mayor reconocimiento. Desde el momento en el que nos obligan a sentarnos en una silla para aprender, olvidamos que una vez lo hicimos con todo el cuerpo. Lo positivo es que podemos recuperarlo, podemos volver a jugar en el suelo y redescubrir el placer del juego y del aprendizaje.

Enseñar a pensar parece ser el objetivo único de los sistemas educativos actuales, pero es muy necesario recuperar y dar validez a esa capacidad natural de aprender a través de los sentidos. Prestando atención a nosotros mismos, siendo conscientes de nuestros hábitos es la única vía para reconectar con lo que somos, sentirnos, conocer lo que nos pasa, por qué nos pasa y cómo remediarlo.

Gracias

¡Suscríbete a nuestra lista de correo!

Firma blog

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.